Que ver en Barcelona

Bunkers del Carmelo, las mejores vistas de Barcelona

El viajero que busque tener una asombrosa e irrepetible vista de la ciudad de Barcelona, no necesita ir más allá de las ruinas de los Bunkers del Carmelo. Un lugar histórico, no muy conocido, pero único y especial donde contemplar una de las mejores vistas de Barcelona.

Historia de los Bunkers del Carmelo

Construidos como fortificaciones antiaéreas en 1938, durante la Guerra Civil Española, los bunkers en lo alto de la colina de Turó de la Rovira, estaban situados de modo que pudieran inspeccionar la totalidad de la ciudad de Barcelona.

Además, grandes cañones de 105mm se montaron en las defensas de hormigón y mampostería, y ayudaron a proteger a Barcelona de nuevos bombardeos. Una vez acabada la guerra, los bunkers y su ubicación quedaron parcialmente en el olvido.

Debido a ese mismo abandono, los bunkers sufrieron de un notable deterioro y en ese estado permanecieron hasta que el lugar comenzó a ganar popularidad.

Un amargo recuerdo de la guerra

Después de la guerra, las armas fueron retiradas y los bunkers simplemente se dejaron de lado. Sin embargo, la vista desde el sitio era demasiado hermosa para permanecer oculta por mucho tiempo y, finalmente, los viejos bunkers se hicieron conocidos como un lugar notable, aunque un poco remoto, para poder admirar la imponente ciudad de Barcelona.

No obstante, muchas voces se opusieron a convertir el lugar en un sitio turístico, dada su relación con la guerra civil. Debido a esto, los bunkers del Carmelo pasaron desapercibidos durante varias décadas.

Pero, con el pasar del tiempo, estos recuerdos amargos se fueron haciendo más soportables, y los sitios de importancia histórica, como los bunkers del Carmelo, empezaron a ser aprovechados como atractivo local.

Para que la fortificación de la colina empezara a cumplir esta nueva función de atraer visitantes de todos los lugares del mundo se aplicaron mejoras y reformas. La última de ellas se realizó recientemente y mantuvo el lugar cerrado por algunos meses.

Que ver en Barcelona

Transformación definitiva en sitio turístico

En la década de 2000, a medida que crecía la popularidad del sitio, los bunkers recibieron una renovación, ya que los funcionarios querían hacerlos más atractivos para los turistas, así como para conmemorar el antiguo asentamiento ibérico que también está cerca.

El sitio, anteriormente secreto, ahora recibe regularmente a muchos visitantes, pero está lo suficientemente aislado como para mantener cierta atmósfera de privacidad.

Gracias a los trabajos de adecuación para recibir visitantes, y también de restauración de sus espacios, los bunkers de Carmelo atraen cada vez más visitantes, muchos de los cuales aprovechan su paso por Barcelona para llegar hasta aquí.

 

Ir desde el centro de Barcelona hasta la cima de la colina donde se encuentran los bunkers, es un recorrido que puede tardar al menos una hora. Dura menos si no hay tráfico vehicular ni presencia masiva de turistas. De igual manera, puede tardar más si la ciudad está muy congestionada y los visitantes hacen fila para poder entrar.

Sin embargo, el recorrido vale la pena, y el mejor momento para ir es durante el atardecer, cuando el sol se pone en el horizonte, iluminando tenuemente toda Barcelona. Desde los bunkers del Carmelo, este paisaje luce tan hermoso que casi parece irreal.

Sin duda, pese a ser un lugar poco conocido de la capital catalana, una vez tengas la experiencia de estar ahí, querrás volver muchas veces más. 

X

Noticias Relacionadas

NOTICIAS RELACIONADAS