calle Florida de Buenos Aires

Calle Florida, todo lo que quieras en poco más de 1 km

Hoy nos vamos a divertir de lo lindo. Hoy, nos vamos de compras, de cafés, de espectáculos y de mucho más. Hoy ¡a la Calle Florida! en Buenos Aires.

La Calle Florida comienza en la Avenida Rivadavia, cerca de la estación de subte de Catedral y al lado de la Plaza de Mayo. Termina en la Plaza de San Martín, estación de subte de San Martin.  Da igual por donde decidas empezar,  lo que es seguro es que tienes que pasearla entera. Es poco más de un kilómetro, pero ¡menudo kilometro!

Se trata de la calle peatonal más antigua de Buenos Aires. Un gran tramo de 10 manzanas que  fue cerrado al  tráfico por primera vez en 1911, convirtiéndose en completamente peatonal en 1971. Mucho antes, allá por finales de siglo XVIII, ya se dieron cuenta que su privilegiada situación -en el mismo corazón de Buenos Aires- iba a hacer de esta calle una de las arterias fundamentales de la ciudad y decidieron empedrarla por primera vez.

Gente en calle Florida de Buenos Aires

Desde entonces hasta ahora, la Calle Florida ha sido siempre la calle más comercial de Buenos Aires. En un paseo por esta calle encontraras de todo. Todas las marcas, todas firmas, el lujo, el “pret a porter”, todo tipo de ropa, complementos, tecnología, artesanía…. Pero también arte, mucho arte. No solo por las galerías de arte, el resto de galerías, las comerciales, son muchas de ellas autenticas obras de arte arquitectónico. Incluso aunque no te guste comprar, visitar las Galerías Pacifico, en su monumental edificio del siglo XIX; o la Galería Boston y su impresionante mural, o la Galería Güemes, un rascacielos de 1915, hará las delicias de cualquier amante de las cosas hermosas.

Toda la calle está repleta de imponentes edificios, algunos de los más bonitos de la ciudad. Cuando alcances el cruce con la Avenida el Presidente Roque Sánchez Peña, verás cuatro edificios, uno en cada esquina, y cuatro cúpulas que te quitaran el hipo. Igual de pasmado quedaras en el cruce con Juan Domingo Perón.  No dejes de levantar la mirada. Tan impresionante es lo que ofrecen los cientos de escaparates como los edificios que los albergan.

Cuando bajes la vista, tras observar ese precioso edificio Art Decó o aquel otro de estilo clásico, comprobaras como el arte sigue copando las calles. Músicos, bailarines, actores y toda clase de espectáculos adornan cada día la Calle Florida, para completar una calle en la que no puede faltar nada.

La Calle Florida será tu compañera para un gran día. Disfrutar de la arquitectura,  comprar todo aquello que sueñas, llevarte algo que ni siquiera habías imaginado, tomar algo en alguno de sus históricos cafés o bailar a ritmo de tango…

En la Calle Florida, cualquier cosa es posible, es una calle paseada por todos y de la que nadie se cansa. ¡Diviértete!

X

Noticias Relacionadas

NOTICIAS RELACIONADAS