La Sagrada Familia, icono de Barcelona

Al hablar de la Sagrada Familia nos referimos al nombre que le fue dado por la iglesia católica a la familia del mesías Jesús de Nazaret, conformada por Jesús, y sus padres María y José. El Templo de la Sagrada Familia de Barcelona es obra del célebre arquitecto Antoni Gaudí.

La construcción de la Sagrada Familia

Esta estructura, icono de Barcelona, es un templo católico que lleva por nombre oficial Temple Expiatori de la Sagrada Familia. La obra fue iniciada por Gaudí en 1882 y en la actualidad sigue inacabada, no siendo un impedimento para que siga siendo uno los lugares más visitados.

Todo comenzaría cuando Josep María Bocabella, reconocido librero, filántropo y presidente de la Asociación Espiritual de Devotos de San Jose, decidiera comprar un terreno en el ensanche de Barcelona entre las calles de Marina, Provenza, Cerdeña y Mallorca. Con esta compra la asociación tenía como objetivo la construcción de lo que hoy conocemos como uno de los templos más famosos de la cultura católica, La Sagrada Familia.

Al parecer el primer arquitecto en el que se pensó para realizar el proyecto fue el diácono Francisco de Paula del Villar y Lozano, quien por disputas y diferencias con Bocabella sería reemplazado por Antoni Gaudí.

Como es la Sagrada Familia de Barcelona

El templo es de estilo orgánico, imitando las formas de la naturaleza, donde también hacen presencia formas geométricas estratégicamente plasmadas. En la parte interior el objetivo es que tuviera un parecido a un bosque, con un conglomerado de columnas frondosas reclinadas, creando una estructura simple y al mismo tiempo resistente.

La construcción muestra grandes avances de la ingeniería estructural, al usar la geometría para que las estructuras se mantengan en pie de forma natural. Empleando principalmente formas arquitectónicas como el helicoide que es usado en escaleras de caracol y el hiperboloide cuando las hipérbolas rotan en unos de sus ejes.

La sagrada familia consta de tres fachadas, la del Nacimiento, la de la Pasión y la de la Gloria, representando cada una de ellas los tres momentos decisivos de la vida de Jesús. Gaudí le agregó a su obra un gran contenido simbólico, dedicando a cada parte del templo un significado religioso.

Al fallecer Antoni Gaudí en 1926, su ayudante Doménec Sugrañes asumió el proyecto hasta 1938 y a éste le sucedieron varios arquitectos que continuaron con la obra de Gaudí, resaltando entre ellos a Josep Maria Subirachs, autor de la decoración de la fachada de la Pasión. Un hecho importante fue que en plena Guerra Civil, la mayor parte de la obra fue quemada y destruida.

Antoni Gaudí se encuentra enterrado en la cripta de la Sagrada Familia, en la capilla de Nuestra Señora del Carmen. La cripta se encuentra ubicada bajo el ábside de la Sagrada Familia.

Se estima que en la actualidad el proyecto se encuentra construido al 70% de la voluntad de Antoni Gaudí. La previsión es que se finalice en el 2026, coincidiendo con la conmemoración del centenario del fallecimiento de Gaudí.

Signo de identidad de la ciudad de Barcelona, es de visita obligada. Siempre repleta de turistas es bastante habitual tener que hacer cola para acceder a su interior. Al visitar el Templo La Sagrada Familia estarás contemplando parte del Patrimonio de la Humanidad “Obras de Antoni Gaudí”, incluida por la Unesco en el año 2005. Además, en el 2007 fue elegida una de las Siete Maravillas de Cataluña. 

X

Noticias Relacionadas

NOTICIAS RELACIONADAS